Elkarrizketa

Agradecemos la entrevista que nos hizo About the Street “Nuevas formas de intervención
en la esfera pública”: 

1. Ciudad y publicidad son términos inseparables en la actualidad. Desde esta perspectiva, ¿cómo definiríais “espacio público” de forma contemporánea?

Tengo la sensación de que las personas cada vez vemos más limitados nuestros movimientos y gozamos de menos libertad en esto que se denomina espacio público.

El ejemplo más cercano que conocemos es la recien aprobada ordenanza municipal del Ayuntamiento de Bilbao. Ésta, regula, controla y multa muchos de los comportamientos, actitudes y acciones del individuo en el espacio público… es una imposición absoluta, y así como en Bilbao sucede lo mismo en tantas otras ciuades que tienden al control de la calle.

El ciudadano no participa en el diseño del espacio público y si lo hace no es bienvenido. Tal y como ha ocurrido con la plataforma en contra de dicha ordenanza (info: http://kaleakaske.blogspot.com)

Este principio impositivo desvela una querencia por modelar a la carta una ciudad en la que los criterios que prevalezcan sean los intereses mercantiles que siguen un modelo de desarrollo capitalista. En el caso de Bilbao es su transformación industrial de los años 80 hacia la ciudad postal, ciudad turística. Aqui la ciudad se convierte en una marca que necesita compradores, es decir, turistas e inversores. Hay mucha información interesante en el libro: “Bilbao y su doble” en el proyecto de Saioa Olmo de “Euskadi Trade Mark” y en libro “No Logo” de Naomi Klein.

En esta relación de poderes las empresas gozan de una mayor cobertura, permisibilidad y apropiación de lo que en principio es público a diferencia de nosotras, las personas, que parecemos personajes secundarios y no protagonistas de nuestro espacio.

2. El espacio urbano se ha utilizado históricamente como lugar de convivencia, reunión, participación e incluso reivindicación ¿qué características hacen a la calle tan poderosa?

Como hemos podido observar estos últimos meses, a raíz del movimiento 15M, la calle es un lugar con un potencial increíble. Personalmente creo que muchos hemos visto una resurrección del sentimiento de pertenencia del espacio público ya que la gente ha disfrutado de la calle, y en cierto modo ha hecho un ejercicio de recuperación de la misma.

La gente ha comido, ha hablado, ha bebido y ha dormido en el espacio público. Y este hecho en principio normal supone una novedad tan grande que subraya más aun la escasa relación con el medio en el que vivimos y el nivel de domesticación que tenemos. Tanto que para muchos ese ejercicio en si mismo suponía una revolución. ¿Es revolucionario reunirse en un plaza?

Siguiendo con el ejemplo de las acampadas, en cuanto un montón de gente se junta y reivindica ya forma parte de la esfera pública y eso genera un conflicto con el entorno que para unas instituciones que quieren tener todo controlado supone un problema y preocupa.

Panorámica acampada sol 15M

Panorámica acampada en Sol durante las movilizaciones del 15M. Fuente: lainformación.com

3. En la acción en la que repartíais octavillas en blanco, planteabais un mensaje ideológico en contra del consumo. No obstante, mi investigación versa sobre la contaminación visual de las ciudades por parte de la publicidad. ¿Por qué creéis que el debate publicitario se centra siempre en su mensaje, y nunca en su problemática como soporte?

El mensaje que planteabamos no era únicamente en contra del consumo, entre otras muchas cosas, quería ser una llamada de atención al automatismo diario que tenemos interiorizado para con la publicidad.

Queríamos incidir en la actitud que tomamos ante las cosas que nos rodean. Entendemos como normal que alguien nos de una octavilla publicitaria y despues la tiremos, asi lo hemos aprendido y nadie nos exije responsabilidades, nosotros hicimos que uno de los 3000 impactos diarios de publicidad que recibimos estuviera en blanco, es una llamada de atención utilizando un soporte publicitario habitual.

En un segundo plano, queríamos dar cuenta de una gran maquinaria de producción y consumo que es a todas luces insostenible. No queríamos trasladarle a la gente el mensaje de “no cojas publicidad que contamina” sino mira la de conductas aprendidas que tenemos y que consecuencias tan terribles tienen.

Al hilo del tipo de soportes, es posible que reconozcamos la publicidad como tradicionalmente la hemos conocido, (vallas, carteles, octavillas, spots…) pero los creativos publicitarios nos llevan mucha ventaja y creo que hay veces que no sabemos diferenciar entre contenido y publicidad por la innovación en las estrategias.

En particular nosotros nos sentimos invadidos, idefensos, incomodos e insultados.

Consume y Calla. Acción publicidad en blanco.

Acción de reparto de publicidad en blanco en la Gran Vía, Madrid. Fuente: Consume y Calla.

4. Sobre esta misma campaña, y otras que hayáis realizado en el espacio público, ¿qué logros u objetivos habéis alcanzado?

Creo que somos unos novatos en las acciones callejeras… jeje… No creo que hayan sido muy exitosas en cuanto al eco de la propia acción. Pero si nos ha servido para motivarnos, divertirnos colocándonos en la escena pública desde otro punto de vista e interactuar con la gente lanzando diferentes mensajes. Siempre hemos utilizado el humor o el absurdo y creo que es mucho más resultón que otros métodos de acción… No nos gusta decirle a la gente lo que tiene que pensar sino que es más interesante sugerir una problemática y ver las reacciones.

Dentro de las acciones que hemos llevado a cabo resaltaría la que hicimos en Portugalete en contra de la construcción del centro comercial Ballonti. El día de inauguaración del centro, redactamos unas esquelas de los pequeños comercios que iban muriendo y colocamos en diferentes calles del pueblo cruces como simbolo de muerte. Muerte por supermercado. Hicimos un blog, unas pancartas, carteles… que la policia se encargo de quitar rápidamente.

5. Diversos sectores de la población abogan por la retirada de la publicidad en el espacio público en beneficio de la recuperación de la belleza de la ciudad. En Bogotá o Buenos Aires, de hecho, se han acometido una serie de medidas al respecto, eliminando la mayoría de anuncios y redactando reglamentos muy estrictos al respecto. ¿Qué tipo de medidas adoptaríais para mejorar el espacio urbano?

Para empezar rompería las jerarquias políticas existentes y fomentaria las iniciativas comunitarias que de manera voluntaria quieren hacer del espacio público un lugar mejor donde vivir. (Por ejemplo: El proyecto de “Esta es una Plaza”) o centros juveniles, gaztetxes, plataformas vecinales… entendería que estas mismas plataformas deberían tener voz y voto en los ayuntamientos. Tenemos interiorizado que las decisiones vengan dadas desde arriba y hay que romper esa barrera.

Haría obligatorias las zonas verdes en proporción al asfalto que hay, entendiendo estas zonas como parques disfrutables, y no parcelas milimetricas de cesped intocable. Reduciría la circulación de los coches, fomentaría el uso del transporte público y la movilidad en bicicleta… Pero sobre todo subrayaría que en el diseño de una ciudad también deben tomar parte sociólogos, psicólogos, biólogos, artistas, vecinos y vecinas… y que la ciudad es para quién vive en ella, no para complacer los delirios de quien quiere hacer de ella una marca que sea conocida en todo el mundo.

Me sumaría a una regulación muy estricta de la publicidad en la ciudad, eliminando carteles gigantescos y campañas agresivas y haciendo hincapié tanto en el mensaje como en el soporte.

Proyecto Esto es una plaza

Proyecto de espacio multifuncional de “Esta es una plaza” desarrollado por “Todo por la praxis”. Fuente.

6. El formato publicitario permite transmitir mensajes muy diversos, desde culturales, institucionales, solidarios… hasta vuestros propios mensajes contra publicitarios ¿Creéis en la eliminación total de la publicidad? ¿qué alternativas planteáis?

No creo en la eliminación absoluta de la publicidad, de hecho ésta no tiene porque ser mala, es una herramienta.

El problema es su mala utilización, la cuestión es pensar en quien la controla, para qué fines… Supongo que quien más dinero y poder tiene mayor rendimiento le saca a esta herrramienta, llegando a ser monopolizada.

Hay que regularlo y en la regulación tienen que participar agentes sociales y no solo partidos políticos a merced de intereses mercantiles.

7. Teniendo en cuenta la contaminación tanto visual como sonora que se ha alcanzado en las ciudades, en gran medida a causa de la publicidad, ¿consideráis posible una vía hacia una publicidad ecológica y sostenible dentro de ellas? ¿cómo debería afrontarse este reto?

Soy muy escéptico en este sentido y si las decisiones en este campo se siguen tomando de una manera unilateral y autoritaria no tenemos mucho por hacer.

Lo que pienso en este caso es que las empresas se suman a este “mensaje verde y sostenible” pero no es más que una limpieza de imagen. Es lo que ahora vende y hay que subirse al carro. Muy habilmente, cuando en la cabeza de todo el mundo ha entrado la idea de que tenemos un planeta finito, la publicidad se ha teñido de verde de una manera superficial… Ahora los supermercados “se preocupan” por las bolsas de plástico, los coches son ecológicos porque tienen un sello eco… Pero en el mejor de los casos seguiríamos hablando de sostenibilidad en términos económicos.

8. ¿Sobre quién recae la responsabilidad, según su colectivo, de la contaminación visual de las ciudades?

Sobre los ayuntamientos, gobiernos y autoridades competentes que permiten aplicar las propuestas publicitarias de las empresas y multinacionales, y de las propias empresas por supuesto. Esta es una responsabilidad directa.

En un segundo plano estamos nosotros, la gente como tú y como yo, creo que tenemos capacidad de acción para cambiar lo que no nos gusta. Supongo que no hay producto si no hay consumidor y no esta de más subrayar el poder de los consumidores, si estamos informados y si elegimos en función de unos criterios ecológicos y los aplicamos, las cosas cambiarían.

9. ¿Qué intervenciones en la esfera pública os han parecido más interesantes o sorprendentes en los últimos tiempos?

Somo seguidores de “Consume hasta morir” de “Makea tu vida” de “Basurama” y de muchas otras webs/ colectivos que nos gusta como enfocan el tema del consumo en general y en particular el de la publicidad, y han hecho intervenciones muy interesantes.

Personalmente el ámbito artístico es una fuente de inspiración constante de la que podemos aprender mucho. Hace unos meses tuve la oportunidad de asistir a una proyección de videos sobre el graffitie organizado por la productora artística Consonni, que me encantó. Había muchas intervenciones en la calle y me gustaría destacar alguna de ellas:

Alexandre Orion, un artista valiendose de un trapo mojado dibuja cientos de calaveras en un tunel de una autopista de Sao Paulo. Dibuja limpiando. Aquí el video:

La segunda es un grupo de graffiteros en Berlín simulan que dibujan en murales, autobuses, metros, etc. y crean así una danza, pero sin pintar. (“Magic Colorz.” Blind Hazard Productions. 2005. 10.25min) Aquí el video:

En general resaltaría un montón de artístas urbanos y graffiteros, como Banksy, Spy, Escif, Blu… y proyectos relacionados con las intervenciones en murales como el de Remedios Vincent y su oficina de gestión de muros: http://oficinadegestiondemuros.com/

Otro ejemplo más nos lo da el colectivo de “Tegustaloqueves” interviniendo en la publicidad de las cabinas telefónicas. Aquí el video de Naces, Compras, Mueres:

La policia es Amor, aquí el video:

Otro ejemplo de intervención diferente a los anteriores es el del colectivo de The Yes Men que pasaron por Bilbao hace poco. Son un dúo de activistas formado por Andy Bichlbaum y Mike Bonanno que practican lo que ellos llaman “corrección de identidad”, que trata básicamente de desenmascarar a las corporaciones multinacionales y a todo el entramado de intereses políticos y económicos tendentes a su protección en perjuicio de los ciudadanos de todo el planeta. Se hacen pasar por directivos de la OMC, de McDonalds…

Por acabar, lo hago con un ejemplo cercano “El Museo de los Desplazados”: “Vecinos del barrio Bilbao La Vieja/San Francisco de Bilbao se ven desplazados por procesos urbanísticos especulativos como la gentrificación”. Aquí el video:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s