Archivo de la categoría: citas

Agur CONSUME Y CALLA!

Hola a todo el mundo!
cyc
Queríamos contaros que hemos decidido dejar este proyecto:
En 2007 se formó Consume y Calla, ya han pasado 5 años entre cambios de web, participaciones en diferentes foros, el día sin Dinero, día de Consumo Responsable, charlas, presentaciones, posts… y mucho análisis y debate interno.

Éramos tres o cuatro patas para un banco más algunxs colaboradores que escribíais de vez en cuando… Muchas gracias a todxs!

Cansados de participar en esta sociedad de hiperconsumo siempre hemos abogado por un consumo responsable extendido a cualquier ámbito de nuestra vida, señalando las miserias de este sistema y buscando alternativas aplicables al día a día. Hemos aprendido mucho por el camino, hemos conocido a mucha gente inspiradora en estos temas obteniendo muy buenas respuestas de todxs vosotrxs.
consume y callaQuizás hayamos pecado de más trabajo online y de no haber salido tanto a la calle… creando buenas redes, pero este ha sido nuestro recorrido, escribiendo para desahogar el alma, para aprender, denunciar y proponer…

Llevamos tiempo sin aportar demasiado a este nuestro querido colectivo, así que hemos decidido que pase a una mejor vida y por si a alguien le pudiera servir que quede flotando en la inmensidad de la red.

Gracias a todxs los que en algun momento pusisteis de vuestra parte para enriquecer este proyecto.
Hasta siempre…!!!
y nos vemos en la calle!

Aupa Consume y calla!

Las manadas

Vuestro Espacio Público

Llevamos unos cuantos días hablando del uso del espacio público vs el espacio privado…  y quizas el 15m haya avivado este debate… Plazas ocupadas, hostias como panes… un panorama que invita una vez más a cuestionarnos el modelo de ciudad en el que vivimos.


Al mismo tiempo esta semana han cerrado el Gaztetxe Koskoenea de Portugalete un espacio ocupado, autogestionado y muy necesario. Una alternativa clarísima al ocio, a la cultura y un punto de unión de diferentes colectivos. Del Gaztetxe se dijo en “El Mundo” «Apenas son veinte los metros que separan la casa natal de Patxi López del caserón ocupado por los grupos vinculados a Segi; unos pocos pasos que conectan la cuna del socialismo vasco con una guarida del abertzalismo radical». Y esta semana por fin lo han cerrado. Una nueva “victoria” de la democracia.

Hoy he dado una vuelta con la bici por Bilbao y me he encontrado que la BBK ocupaba el espacio del muelle del Museo Maritimo (propiedad del Museo por cierto) y en el Arenal la Caja Navarra ocupaba toda la parte que da a la Ría y una corchera que decía “¿Cómo quieres que sea tu banca?” al lado un montón de carpas que ocupaban todo el Arenal…
Yo he hecho mi aportación en cartulina roja…
“Si yo ocupase el espacio público como la CAN hoy, vendría la Policía”

Me vienen a la cabeza la ordenanza municipal de ayuntamiento de Bilbao, el fascismo sigiloso que impera bajo las leyes aprobadas de tapadillo, los pucherazos, los macroplanes urbanísticos, Bilbao Ría 2000, los Gaztetxes, la Acampada del Arriaga,  los pisos vacios, la gente en la calle, la necesidad de una autogestión…
Creo que tenemos que aprender a detectar atropellos y unir fuerzas sin que nos pierda un purismo contraproducente.

Luther Blisset

Consume y Calla Tas-Tas Irratian

En Mar de Fueguitos, un programa de radio de Tas-Tas Irratia, nos hicieron una entrevista hace poco a cerca de quienes somos, de donde venimos y a donde vamos..
Desde aqui aprovechamos para darle las gracias a Gorka por llevarnos a su programa!

Entrevista:
http://tas-tas.org/castellano/audio/ent.%20consume%20y%20calla.mp3

Luther Blisset

Plena vigencia

Las siguientes palabras son parte de un texto escrito por el francés Pierre Lepetit  hace más de 40 años (es de entre 1965 y 1968). Es asombro cómo si cambiamos un par de palabras podría parecer un texto actual; y no sólo tiene plena vigencia sino que también sintetiza muchas de las características de nuestra sociedad:

Si la década de los sesenta constituye el apogeo del desarrollismo, también lo es el de la insatisfacción. La mercancía colonizaba la vida cotidiana y asimilaba la libertad al consumo. El espacio y tiempo sociales eran sólo los de la libertad de mercado.  La abundancia prometida no era más que abundancia de mercancías, y a la prosperidad arrogantemente esgrimida no correspondía un bienestar personal equivalente: la sociedad clasista ofrecía salud económica y enfermedad moral, riqueza material y miseria individual, esclerosis política y vida privada.

El texto ha sido extraido del libro Los Situacionistas y la Anarquía, de Miguel Amorós, editado por muturretako burutazioak.

asirio

Publicidad y televisión

Os dejo un artículo de opinión publicado por Público (valga la redundancia) de Joaquim Sempere, Profesor de Teoría Sociológica y Sociología Medioambiental de la Universidad de Barcelona, sobre precisamente eso: la relación entre la publicidad y la televisión. Me ha parecido muy acertado, sobre todo las declaraciones que hizo hace unos años un alto dirigente de TF1, la principal cadena televisiva de Francia: “la tarea de TF1 es ayudar a Coca-Cola, por ejemplo, a vender su producto. Y para que un mensaje publicitario sea captado, hace falta que el cerebro del telespectador esté disponible: esto es, distraerlo y relajarlo para prepararlo entre un mensaje y el siguiente. Lo que vendemos a Coca-Cola es tiempo de cerebro humano disponible”.

Por si a alguien le quedaba alguna duda.

Killkeny

Coche, coche y más coche

“El varón norteamericano típico consagra más de 1500 horas por año a su automóvil: sentado dentro de él, en marcha o parado, trabajando para pagarlo, para pagar la gasolina, los neumáticos, los peajes, los seguros, las infracciones y los impuestos para la construcción de carreteras y aparcamientos. Le consagra cuatro horas al día en las que se sirve de él o trabaja para él. Sin contar con el tiempo que pasa en el hospital, en el tribunal, en el taller o viendo publicidad automovilística ante el t.v. Estas 1500 horas le sirven para recorrer 10.000 kms, es decir 6 kms por hora. Exactamente la misma velocidad que alcanzan los seres humanos en los países que no tienen industria del transporte. Con la salvedad de que el americano medio destina a la circulación la cuarta parte del tiempo social disponible, mientras que en las sociedades no motorizadas se destina a este fin sólo entre el 3 y el 8%”.

-Iván Illich, Energía y Equidad-