DRY – 19 de Mayo – Bilbao

Joder!!!
Da gusto ver lo que vimos ayer…
Por un lado os dejo e ste video de una interesante intervención  (que ya habreis visto) pero me gustaría que quedase archivada aqui.. Y por otro aldo algunas fotos que hicimos…

Luther Blisset

3 Respuestas a “DRY – 19 de Mayo – Bilbao

  1. Gracias por compartirlo!!!😉

  2. Condenado a no dormir

    Estaba esta noche dándole vueltas a las sábanas. Un rato boca arriba, un rato boca abajo, ahora tapado, ahora…

    Puede que sean los periódicos, puede que sea la televisión. El entorno, mis compañeros de trabajo, mis amigos, mi familia, los conocidos, los comentarios en el metro, en el autobús, las tertulias radiofónicas… o quizá sean todos juntos o sencillamente sólo sea yo.

    No sé muy bien qué me pasa, pero últimamente me cuesta conciliar el sueño, me cuesta encontrar la tranquilidad suficiente para descansar.

    Vivimos en un mundo que gira a una velocidad de vértigo, un mundo que apenas nos permite reflexionar y al cual abocamos a un complejo y destructivo desarrollo, reflejo de nuestro estado emotivo.

    Las ciudades cada vez son más parecidas a nuestro interior, una fiel réplica del caos en el que nuestra alma, ser, mente o como quieras llamarlo, se encuentra. Dividida, atosigada, buscando metas inalcanzables que ni tan siquiera nos proporcionarían la tranquilidad que tanto añoramos porque somos incapaces de reclamar aquello que no valoramos, porque somos incapaces de darnos cuenta de algo que no contemplamos.

    Cada vez veo más luces desde mi balcón, cada vez las veo encendidas hasta más tarde, cada vez me siento más solo en la oscuridad fugada de la noche al comprender que todas aquellas ventanas se sienten igual que yo.

    Dinero, prestigio, reconocimiento, competición, individualismo. Dinero, control, presión, presupuestos, logros, número uno, dos, tres, títulos, educación. Dinero, metas, discriminación, estatus, clases, religión, ética, democracia, libertad, dinero.

    Construimos sin sentido para luego comprar innecesariamente. Ocupamos lugares que no nos pertenecen y luego hablamos de invasiones. Emigramos por necesidad pero nos molesta que la gente de otros lugares haga lo mismo. Reclamamos memoria y no recordamos nada. Exigimos que nos escuchen y somos incapaces ni tan siquiera de oír.

    ¿Qué somos? y ¿en qué nos hemos convertido? ¿Ya éramos así? o ¿estamos dispuestos a cambiar?

    Desde pequeños nos enseñan los valores que debemos obedecer, nadie quiere que los encontremos, nadie quiere que los comprendamos, nadie quiere que los modifiquemos o los evolucionemos, tan solo importa obedecer, sacar la nota más alta, llegar al siguiente escalafón formativo al cual sólo puedes acceder si cumples, callas, no discutes, lees y te empapas sin investigar, sin discutir informaciones, si contrastar las fuentes. No importa tener cultura, lo que importa es dominarla.

    Creemos en religiones aun siendo conscientes de que nos mienten, pedimos libertad individual y nos exigimos un estado democrático en el que sólo la mayoría dominada por unos pocos es capaz de dirigir nuestros rumbos. Coartamos la expresión de cualquier cosa distinta y nos vanagloriamos de la diferencia. Admiramos todo aquello que no haríamos y en silencio pensamos en todo aquello que está prohibido, nos excita, nos evoluciona, nos gusta… pero que nunca permitiríamos que saliera al exterior. El deseo no nos conduce al placer sino a la represión. La libertad no nos conduce a ser nosotros mismos sino a la dictadura. La igualdad no nos aporta comprensión sino odio…

    ¿A dónde nos dirigimos?

    No puedo dormir, me cuesta dormir… ¿quizá me esté volviendo loco, quién sabe, y nadie piense como yo? quizá sea un absurdo intento de filósofo sin carrera incapaz de redactar y transmitir aquello que me agobia, a lo mejor no sé expresar lo que pienso por no haber leído los libros recomendados o no ver los debates interesantes de grandes titulados… lo que sí es cierto es que soy un ignorante y eso seguramente es lo que me lleva a plantearme tantas cosas para nada, sin valor y que no me pueden aportar riqueza material alguna.

    Sé que es muy importante mi cuenta bancaria, lo que dicen los libros de texto, la escuela, Cristo y la Biblia. Sé que es muy importante proteger mi casa, mis posesiones y todas las empresas para las que trabajo. Sé que debo morir por mi bandera y mi patria llegado el momento, que lo que dice la televisión es cierto y los periodistas son transparentes. Sé en definitiva que si no puedo dormir debo tomar un somnífero, o quizá un ansiolítico. Sé que no debo avergonzarme por tener miedo porque lo normal es tener miedo, tener miedo está bien, es lógico teniendo en cuenta que nos rodean terroristas, guerras, sequías, cambios climáticos, pandemias, violadores, asesinos, maltratadores, inestabilidad económica y crisis, burbujas inmobiliarias, paro y recortes sociales.

    Te dicen que votes, que el otro es mejor que el que hay, te dicen que la ley está separada de la política, te dicen que la escuela enseña lo necesario, te dicen qué es bueno y qué es malo y luego se sientan a ver cómo nos sacamos lo ojos, cómo nos despreciamos, cómo nos apretamos para coger un tren e ir a trabajar. Como ganado, como corderos, con la misma dignidad que un cerdo camino del matadero. Eso sí, nos llenan de falsas promesas, convenciéndonos de la posibilidad de ser como ellos ¿Y eso es bueno? No, pero nos seduce más que ser cerdos, nos gustaría llevar el camión al matadero y dejar de estar prieto entre los demás puercos.

    Y acabas diciendo… hijo, tú tienes que ser farmacéutico, banquero, policía, abogado, juez, político, químico, lo que quieras pero, sobre todo, bien arriba hijo, en lo alto de la pirámide donde mandes matar, donde mandes exterminar, donde quemes bosques o destroces vidas, donde vendas tu alma a un precio alto, que no justo. No te fíes de nadie, cuidado con aquel, ésta no es suficiente para ti, qué haces vestida así, por qué no estudias, por qué lees eso, el sexo es malo, las notas son bajas, estudia inglés, no importa si te culturiza lo que importa es que las empresas lo piden. Toma una tele, una consola, un ordenador, una moto, un coche. Cómprate una casa lo primero, forma una familia tradicional y ten hijos. Bebe leche omega tres, vitaminas para la memoria, calcio para los huesos, jarabe para la tos, alcohol para las heridas, aspirina para el dolor de cabeza, calmante para las inflamaciones, clorídeo para los ojos, crema para el escozor, Réflex para los golpes y, si te duele el alma, toma cincuenta euros y cómprate algo.

    Me cuesta dormir y dándole vueltas a todo me alejo más del sueño. Veo tantas cosas que cambiar y tan poco tiempo para ello, veo tantas cosas por cambiar y tan pocas fuerzas, veo tan complejo todo que la sencillez de la solución me asusta.

    Seguiré sin dormir o durmiendo poco. Seguiré asomándome desde mi ventana, observando la soledad de una ciudad repleta de gente que no se encuentra y no se conoce. Agobiada por problemas que no existen, deseando placeres que no llenan. Comprando todo aquello que no uso o que no sirve para nada, pero que hace que te sientas en ciertos momentos mejor y falsamente más lleno.

    Seguiré sin dormir, o durmiendo poco, y esa será mi condena mientras no haga nada por cambiar lo que me rodea.

  3. La peña es muy cutre y sobretodo exibicionista, este tio se estaba escuchando a sí mismo y esperando los aplausos……………….. la peña hace estas cosas para ser popular (Lo primero que hace es decir su nombre), vete a un bar a hacer amigos………………..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s