La “marbellización” de Fuerteventura

El negocio del ladrillo se está frenando, pero nos sigue dejando algunos casos paradigmáticos. Uno de ellos es el que sucede en Fuerteventura. Una vez más los intereses politicos se alian con los económicos para seguir impulsando un modelo de negocio no solo ambientalmente insostenible, sino también ilegal.

Viajamos a La Oliva, municipio de perteneciente a las Islas Canarias. Alli, en las Dunas de Corralejo, una zona de alto valor ecologico, la cadena hotelera RIU construyó en la decada de los 70 dos hoteles, el Oliva Beach y el Hotel Tres Islas. En la década de los 80, con el auge del movimiento ecologista, comienzan las protestas contra unos hoteles que estaban (están) teniendo un impacto ambiental elevado en la zona.

Cuando se contruyen los hoteles, el Estado hace una concesion de administrativa a la cadena hotelera por 30 años.. Los problemas para RIU empiezan en 1982, año en el que l

Las Dunas del Corralejo (zona en la que se ubican los dos hoteles), es declarada zona protegido, concretamente Parque Natural. No solo eso, en 1992 la Direccion General de Costas realiza el deslinde que definitivamente certifica que, efectivamente, los dos hoteles se encuentran dentro del Parque Natural. Obviamente

RIU y el ayuntamiento de la Oliva recurren la sentencia. En el 2003 el Tribunal Supremo falla a favor de la Direccion General de Costas. Misteriosamente, la propia Direccion General de Costas, seis días antes de que salga la sentencia del Supremo, había concedido una nueva concesión por 60 años al Hotel Oliva Beach, algo que es completamente ilegal.

No queda ahí la cosa porque en el 2005 el Ministerio de Medio Ambiente presidido por Cristina Narbona, saca un listado de edificios, que por imcumplir la Ley de Costas, debían ser demolidos. Efectivamente, el Hotel Oliva Beach y el Hotel Tres Islas aparecían en esa lista. De hecho, a una pregunta realizada por el senador de Coalicion Canaria Jose Mendoza el Ministerio de Medio Ambiente dijo que “la demolición y posterior recuperación ambiental de los dos hoteles situados en el Parque Natural de las Dunas de Corralejo, en la isla de Fuerteventura, es una aspiración de la Dirección General de Costas, en cumplimiento de las finalidades establecidas en el articulado de la Ley de Costas”.

Finalmente, gracias a las presiones de la cadena hotelera, el Ministerio de Medio Ambiente y la Direccion de Costas dan marcha atras en su idea inicial y deciden llegar a un acuerdo muy beneficioso para la cadena hotelera. RIU de al Estado la titularidad de la Isla de Lobos a cambio de obtener nuevas licencias para los dos hoteles (10 años para el Oliva Beach y 30 para el Hotel Tres Islas). Se da la circunstancia de que en la Isla de Lobos ya era imposible edificar porque así lo establece la Ley, con lo cual realmente RIU se ha librado de tener que pagar el Impuesto de Bienes Inmuebles (cerca de 60.000 euros) por un espacio que no podía utilizar.

En cualquier caso, todo esto se enmarca dentro de un proceso muy peligroso de degradacion ambiental que afecta a todas las Islas Canarias, y a todo el Estado en General.

Más información

Killkeny

Una respuesta a “La “marbellización” de Fuerteventura

  1. Hola! El caso de Fuerteventura es aberrante. Hay un blog muy curioso que trata el tema en los siguientes artículos

    Saludos! Viva Fuerteventura!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s