La publicidad se cuela entre las grietas de la cultura callejera

(aunque esta noticia sea del año pasado, persiste todavía su interes)
Madrid y Barcelona han sido las ciudades elegidas durante los días 4 y 5 de mayo para la última campaña de publicidad en vivo de una multinacional. Las grandes marcas invaden el espacio público disfrazadas de teatro de calle.

Con apariencia de arte urbano, intervenciones espontáneas o teatro callejero, algunas marcas comerciales invaden el espacio público para hacer publicidad. La búsqueda del consumidor, la venta del producto, sale de los medios reservados para este fin y se extiende a cualquier ámbito de la vida cotidiana. El individuo es considerado consumidor potencial y asaltado en el metro, por la calle o desde los escaparates. Ningún lugar está libre, no existe escapatoria, ellos quieren aumentar sus ventas y están dispuestos a todo. Un grupo de médicos chequea los coches que paran en la gasolinera, le preguntan al conductor el nombre de su pequeño automóvil, lo auscultan y luego promocionan la última superproducción cinematográfica de dibujos animados, un hombre se declara ante su novia en el metro y le pide que se casen ante la sorpresa de los viajeros y cuando por fin ha captado la atención de todos comienza a informar sobre los últimos planes del ayuntamiento en el distrito en cuestión. En el cine, mientras todos esperan a que comience la película un grupo de actores pide a gritos desde sus butacas que les aplaudan por sus triunfos personales, después solicitan que beban el refresco que anuncian. Una de las grandes empresas especializada en este tipo de acciones ha desempeñado su última campaña en Madrid y Barcelona este fin de semana. Por la noche, con los establecimientos cerrados, varios escaparates son transformados en salas de fiesta donde chicos y chicas bailan con su último modelo de móvil con reproductor de música. Esta empresa asegura que su objetivo es la “búsqueda de situaciones de atención disponible”. Ante la indiferencia del público por los medios tradicionales de publicidad, ellos abusan de la inocencia del transeúnte para hacerle llegar, aunque no quiera, el eslogan y la información sobre las últimas prestaciones del producto que quieren vender. Aunque no se puede saber con exactitud hasta que punto este tipo de campañas alcanza sus objetivos, lo cierto es que de alguna manera minan la confianza del espectador y aumentan la sensación de vivir en un mundo controlado por la publicidad y la consecuente desidia ante ello.
Libia Pérez | 07-05-2007 | Cultura
Extraido de 3i

Luther Blisset

Anuncios

Una respuesta a “La publicidad se cuela entre las grietas de la cultura callejera

  1. hola buen articulo sobre la publicidad y aqui os invito a visitar http://www.skills.es.kz la web de un artista de rap hip hop la cultura de la calle y http://www.myspace.com/skillspin http://www.artedebeas.es.kz. donde podeis oir su rap y descargar musica de skillspin gratis apoyando a los artista de rap callejeros . gracias paz y a rapear con skills.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s