Poliposeidas · Poesía social

Consideramos que el lenguaje junto con los medios audiovisuales son dos poderosos instrumentos de transmisión de valores del discurso político-económico establecido, establecido precisamente mediante calculados esfuerzos por monopolizar la más mínima posibilidad de construir un imaginario colectivo más allá del que impone el interés empresarial mediante los difusores globales de espectáculo y comunicación.

Asistimos cotidianamente al empeño cada vez mayor por manipular nuestro ideario colectivo y acercarlo progresivamente al interés economicista, al individualismo, a la competencia. A la soledad.


Nuestra sociedad de la información y el espectáculo se encargan de sostener lo que podríamos llamar “relatos de poder”, expresados hasta la saciedad y la náusea en la televisión y medios de difusión de masas: el coche más rápido, el cantante de rock amigo del G8, el juez mediático e intrépido, el admirado hombre-marca que conduce un fórmula1, la guapa estúpida y sexual, la bella agresiva, triunfadora como un hombre.

Creamos nuestra opinión y propuesta de contra-información a través de los polipoemas. A partir de la puesta en escena sugerimos una complicidad con el espectador, un atrevimiento y en definitiva, una invitación a participar desde el consenso o el disenso con nuestra contribución a la expresión crítica acerca del momento que nos ha tocado vivir

A través de nuestro espectáculo ofrecemos cultura libre, popular y de contenido poco complaciente con la situación política y social que nos ha tocado vivir.

Pretendemos hacer llegar contenidos y valores al espectador a través de un medio diverso y ameno a la vez, enraizado en la esencia de la cultura de la transmisión, de la comunicación y el aprendizaje: la oralidad. Nuestra principal arma no es la tecnología sino la palabra.

Percibimos continuamentente cierta pulcritud cuando no autocensura en el ámbito de la poesía y literatura que llega al espectador-a, más aun si cabe en el teatro, como si determinados ámbitos de expresión cultural estuvieran exentos de la posibilidad de opinión y crítica

En demasiadas ocasiones otorgamos el papel de portavoces de la opinión y la cultura a unos pocos escogidos que crean y tienen oportunidad de difundir obras culturales – libros, discos, películas, periódicos, programas de televisión – bajo unos cada vez más estrictos controles de pulcritud, rentabilidad y servilismo ideológico-publicitario con la mano poderosa que les da de comer

La crítica es entendida como un riesgo innecesario a unos actores sociales, los artistas y creadores, más preocupados en abrirse un cauce comercial en la ley de la selva mediática que en que ese cauce contenga opinión y expresión. En este caso los medios justifican el fín.

Por eso nuestra cultura más popular es la de los-as cantantes de las operaciones de triunfo y márketing, de los tertuliamos, columnistas y presentadores de uno de los dos grupos empresariales que se reparten el pastel mediático, de los artistas a sueldo en las obras culturales de los bancos o de las hermandades de cineastas y cantantes amigos de la SGAE

Pero sobre todo los productos culturales de habitual consumo son la fuente de enriquecimiento de los que editan, distribuyen y recaudan los pingues beneficios generados por este orden de las cosas.

En estos últimos años asistimos también al progresivo empeño por restringir y privatizar el conocimiento, otro paso más en la operación Avaricia Infinita del Eje del Bien de la cultura

Consideramos fundamental la necesidad de crear nuevos canales de información y opinión, y nuestra personal visión polipoética (en una amalgama de aspectos textuales, musicales, visuales, actorales y escénicos) es el medio que hemos elegido para hacerlo

En esa línea, además de la representación del espectáculo, trabajamos sobre temáticas concretas con determinados colectivos y personas relacionadas con Movimientos Sociales y la educación

Estas relaciones en red nos facilitan la oportunidad de poner en común iniciativas y experiencias e informarnos acerca de determinadas inquietudes compartidas.

Trabajamos también de forma activa en la reflexión y acción con respecto a la cultura y su gestión en nuestro entorno más cercano, apostando por redes de participación que fomenten alternativas a la precarización de las personas creadoras y a la mercantilización extrema de sus propuestas y aspiraciones

En ese sentido colaboramos con propuestas de redes sociales en torno al arte y la creación como son las de El Patio Maravillas en Madrid, la Casa Invisible en Málaga o Creador@s Invisibles Córdoba

Más información:
http://www.poliposeidas.com

Luther Blisset

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s