La basura como herramienta de crítica

Por Los Chicos del Maíz Transgénico

La televisión nos quiere hacer sentir culpables de la contaminación mundial, y trata de meternos en la cabeza rollos como el desarrollo sostenible, la ética del reciclaje y la protección del medio ambiente cómo algo separado de nosotros mismos. Nos toca elegir y separar cada tipo de basura según el material del que se componen; así los plásticos y latas los arrojamos al depósito amarillo; los vidrios van al contenedor verde; el papel y el cartón al azul, y la basura orgánica al contenedor de basura convencional. Tanta historia para que al final resulte que reciclar es incluso más contaminante, consume mayor energía, y sale más caro que si nadie lo hiciese.

¿Tenemos la culpa de que los productos que nos venden vengan con tal cantidad de envases? ¿Acaso somos los culpables de que hasta las manzanas vayan asfixiadas en una bandeja de poliestireno expandido y plástico transparente? ¿Entonces por qué no pagan los impuestos por recogida de basuras las mismas empresas que generan toda esta porquería?

Nosotros nos hemos propuesto hacer algo respecto a ello: meter todos esos envases no reutilizables en una misma bolsa, vestirnos con una de esas batas tan horribles de flores estampadas y un buen pelucón, y bajar la cena con un paseito nocturno (día sí, día también) hasta el centro comercial, para dejar la basura justo en su entrada. Vale, quizá no sea un plan de reducción de basuras estupendo, pero devolveremos al centro comercial lo que es suyo y de las empresas a las que distribuye los productos.

Pero no olvides que hay mil y un lugares donde dejar la basura y mostrar así tu descontento. ¿Que no? Algunos ejemplos elegidos al azar podrían ser: la empresa donde trabajas, la casa de tu jefe, inmobiliarias varias, o el excelentísimo ayuntamiento de tu pueblo o ciudad, entre otros muchos.

Si haces esto verás cómo, con el tiempo, la cantidad de envases y basura inorgánica diaria te parecerá cada vez menor, y que al fin y al cabo, no se genera tanta basura como a veces desearías.

ARTE = CACA

CACA = ARTE (?)

(O EL ARTE DE EN LA REALIDAD CAGARTE)

 

<<Por la lucha contra el arte y la contaminación de ríos y mares, es hora ya de cagar, empuñando nuestros truños sin vacilar.

“¿Qué son truños?” ¿Truños? Mierdas, tan grandes como puños.>>

 

Si el arte es expresión, el arte que se encierra en museos, el arte convertido en objeto de consumo, no es arte, ya que es incapaz de expresar nada, de producir en nosotros algo que no sea el asco o el aburrimiento más tremendo. Hasta un sonoro y pestilente pedo es capaz de expresar más que éste “arte” muerto.

Los artistas son supuestos iluminados, que supuestamente han sido tocados por el dedo de dios, y poseen un don divino para el arte. ¿Pero dónde queda el límite entre lo que es arte y lo que no, entre el artista y el que no lo es? Por ejemplo, ¿cantar en la ducha puede considerarse arte? Seguro que mucha gente piensa que no… ¿Y si gravara un disco cantando en la ducha? ¿Sería eso arte? Posiblemente la mayoría siga pensando que no, que sería lo mismo pero en formato digital. Pero imagina que vendiera 100, 10.000, o mejor un trillón de copias de ese disco, ¿sería al fin considerado un artista? Sí, sin duda alguna. Porque hoy en día, y gracias a la opinión de algunos críticos e iluminados economistas; de algunos entendidos en lo que se supone que debe ser el arte, no hay más artista que el que se gana la vida produciendo estos objetos de consumo. A los promotores no les basta con encasillar lo que es arte y lo que no, no les basta con secuestrarlo y encerrarlo en museos y en centros comerciales; para que además, nos bombardeen a diario con publicidad contándonos el cuento de que la piratería es un robo.

Si el arte ha sido monopolizado y puesto al servicio de la industria del comercio, si el arte ha sido reducido a mierda consumista, ¿por qué no hacer del cagar un arte? ¿por qué no cagarnos en ellos, haciendo arte con la mierda?

Los excrementos son materiales gratuitos muy útiles, con los que podremos expresar con la clara y directa crítica de “apestáis a mierda”, restregándolas en puertas y paredes de museos, cristaleras de bancos y centros de consumo del arte, cómo tiendas de diseño; o dando un toque festivo a los monumentos y demás sandeces artísticas que hay por la ciudad en las que bien se gastan buena parte de los impuestos impuestos.

Usando guantes de látex y/o unas bolsas de plástico en su defecto, podremos recoger las cacas y cagajones que vayamos vislumbrando por la calle, cual gnomo recolectando bayas por el bosque. Aprovechemos los regalos que la madre naturaleza nos ofrece, ofrendas de los más diversos y variopintos olores, durezas, y formas, que están en la calle esperando ser pisadas y maldecidas, o a que les des una mejor utilidad. Además, haciendo esto daremos la impresión de ser una persona-preocupada-por-el-cuidado-del-entorno haciendo una buena labor por la ciudadanía.

Sobre todo no te olvides de tus propias heces, y recuerda que cuando cagas en la taza del váter, tus cagajones acaban en el río o en el mar, y lo enmierdan (nunca mejor dicho), y de eso sí eres responsable. Recicla tus excrementos. Con ellos puedes fabricar un buen compost para tus plantas, o bien utilizarlos como las eficaces herramientas de lucha que son. Para ello sólo tienes que colocar una bolsa de plástico (¡mucho ojo!, no vaya a estar agujereada) en un orinal u objeto parecido parecido, hacerlo dentro de esta, y cerrar bien la bolsa. Con estos simples pasos tendrás excrementos al alcance de tu mano siempre que los necesites.

Ánimo, y no subestimes nunca jamás la capacidad de cambio social que se alberga en tu interior…

Más concretamente en la zona intestinal.

RETRETEFOBIA ACTIVA

¡AHORA O NUNCA!

Extraido de Lisergia.net

Luther Blisset

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s